Si julio fue un no parar, lo mismo está pasando con agosto. Desde que empezamos el mes no he parado ni un minuto y no encuentro momento para actualizar, parece ser que mis vacaciones no quieren acabar. Pero aquí estoy de nuevo, después de la resaca que me produjo la boda de mi hermana, con un look muy veraniego, de esos que ni piensas a la hora de ponértelo. Y por supuesto, cómodo. La verdad es que estos días no me apetece ni arreglarme, por eso recurro a prendas como estas. Todas ellas pertenecen a las rebajas del año pasado, y tanto los shorts como la camiseta son de Stradivarius. ¿Qué me decís del look? ¡Muy fresquito para afrontar temperaturas tan altas como las de Mallorca!

If July was a non-stop, the same thing is happening in August. Since we started the month I haven’t a minute to update, it seems that my holidays don’t want to end!!. But here I’m again, after the hangover that my sister’s wedding produced, with a very summery look, and of course, comfortable. The truth is that these days I don’t feel like dressing up so much, so I wear this kind of clothes. They all belong to the sales from last year, and both are from Stradivarius. Do you like the look? Hope you like it!

 

b1 b2 b4 b5 b6 b7 b8 b9 b3

You May Also Like

Don't forget to leave your comments!