Como sabéis los que me seguís en Instagram, la semana pasada celebramos la comunión de las pequeñas de la casa… Y pasó lo que no podía pasar: faltaban unos días para el acontecimiento y aún no tenía vestido. No es que sea muy propio de mí pero la semana anterior había sido la boda (podéis ver el post aquí) y entre el trabajo y las pocas horas libres que tengo para ir de shopping había llegado el día y no sabía qué ponerme. Pero como tengo una madre que conoce mejor que yo mi armario, me recordó la existencia de un vestido que había adquirido hacía unos años y que aún no lo había llevado… Concretamente lo compré en una tienda pequeña de Dublín (Irlanda) hace ya tres veranos y la verdad es que no había tenido opción todavía a lucirlo. Pues bien, el vestido en cuestión, de estampado de flores, lo combiné con las sandalias que llevé en la boda de mi hermana. ¿Os gusta el look? En cuanto al peinado, ese día me apetecía una melena lisa y al viento, así que aquí tenéis las fotos del vestido y de algunos momentos con mis hermanas.

¡Espero vuestros comentarios! ¡Besazo!

la foto 4 (3) la foto 1 (5)  la foto 2 (6) la foto 5 (4) la foto 3 (6) la foto 4 (4) la foto 3 (5) la foto 1 (7) la foto 3 (4) la foto 4 (2) la foto 1 (6) la foto 4 (4) la foto 5 (3)

You May Also Like

Don't forget to leave your comments!