This post is also available in: English (Inglés)

Hace apenas dos semanas lancé una encuesta en Instagram Stories -mientras que estaba en la peluquería- para saber si os gustaría que escribiese un post sobre mi pelo… La respuesta fue un ‘sí’ rotundo. Si os soy sincera, nunca me había planteado hablar sobre mi rutina diaria o los productos que utilizo ya que no lo veía como un tema interesante pero, desde hace un tiempo, sois muchas las que me estáis preguntando y queréis saber más sobre ello.

Mechas Balayage que aportan luz al rostro

En mi familia hay muchas peluqueras; mi tía, mi prima, mi madre… por lo que, digamos, nunca fui a una peluquería para que me cortaran el pelo, ya que siempre lo hacía mi madre en casa. Además, yo siempre he sido ‘anti´ tintes ni mechas, así que menos aún necesitaba ir a un salón de belleza como tal. No fue hasta el año pasado cuando, después de verme muy morena (las consecuencias de vivir cuatro años en Londres sin sol) decidí darme unos toques más claros en el pelo. Mi prima María José, quien se ha convertido en mi peluquera oficial, decidió optar por las mechas Balayage, técnica que va desde la raíz hasta las puntas y con la que consigues un look más natural y luminoso. Y este año volví a repetir, ya que el resultado de la última vez me encantó.

Además, también decidí cortar un pelín las puntas para que se viese aún más sano. Cuando digo esto muchas no me creen y lo primero que me dicen es: ¡pero si lo tienes súper largo! Es más que necesario cortarse la melena a la vez que intentas dejarla crecer porque ayuda a fortalecerla y a sanear las puntas abiertas.  

Productos naturales de Secretos del Agua

Una vez que entro en el salón de mi prima, me dejo llevar. Confío en ella y sé que lo hará bien. Desde hace varios años trabaja con la marca Secretos del Agua, cuyos productos están libres de ácidos, siliconas y derivados del petróleo. Son, básicamente, los más avanzados del mercado, y se nota en el resultado.

Ya os he dicho que nunca me he teñido; nunca he estado a favor de la paliza que los tintes como tal suponen para el pelo ni de la esclavitud que estos conllevan por el hecho de tener que visitar la peluquería cada mes. Como alternativa, mi prima aplica un barro natural. Si todavía no habéis oído hablar sobre este, el barro de Secretos del Agua es una coloración sana y natural, libre de amoniacos. Aporta mucho brillo y durabilidad y permite utilizarse con toda la frecuencia que desee (lo ideal es aplicárselo cada dos meses).

Luego, ya en casa, los productos que utilizo son los siguientes: el limpiador nutriente (champú) y el bálsamo nutriente (acondicionador), y luego, una vez cada diez días me aplico una mascarilla (Agua de lluvia) para conseguir extra de hidratación. Además, favorece la transpiración y relajación del cuero cabelludo (es ideal para cabello fino). Desde que los utilizo, noto mi melena con mucho más volumen y súper hidratada.

¿Qué os ha parecido el post de hoy? ¿Os ha resultado interesante? Si es que sí, intentaré escribir más entradas de este tipo… ¡me encanta contar mi experiencia y saber que os puede ayudar! ¡Feliz viernes!

Si os ha gustado este post no olvidéis suscribiros a mi blog. Podéis hacerlo aquí.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *

*