Lo bueno de trabajar con tantas chicas italianas es que sabes que tienes casa en cualquier lugar de Italia. Nápoles, Florencia, Milán, Sicilia, Cerdeña… aunque esta vez elegí Roma para empezar mi primera experiencia en el país. Nunca antes había estado en Italia, y ahora que he vuelto, me pregunto cómo he podido tardar 23 … Continue Reading