Como sabéis los que me seguís en Instagram, la semana pasada celebramos la comunión de las pequeñas de la casa… Y pasó lo que no podía pasar: faltaban unos días para el acontecimiento y aún no tenía vestido. No es que sea muy propio de mí pero la semana anterior había sido la boda (podéis … Continue Reading