Con la primavera no solo llegan a nuestro armario los colores vivos si no las ganas de lucirlos… aunque todavía haga frío. Porque es lo que ocurre aquí en Londres: brilla el sol dos horas y ya nos emocionamos e imaginamos que ha llegado el verano. Y es lo que pasó hace dos semanas (perdonad … Continue Reading